20.2 C
Madrid
miércoles 29 de mayo, 2024

El diario de los lectores comprometidos

Autor

Redacción
Redacción
Un equipo de comunicación privado, no subvencionado, independiente, apolítico e intraconfesional.

Compartir

Convertir CO2 en materiales útiles gracias a la energía solar

Reciclar C02 en para convertirlo en material útil suele ser un proceso muy costoso, pero científicos de la Universidad del Sur de California han demostrado que la luz ultravioleta (UV) emitida por los rayos solares puede ser un gran aliado para romper las partículas de CO2 y convertir el gas de efecto invernadero en materiales útiles como combustibles o productos de consumo que van desde productos farmacéuticos hasta polímeros.

Cada día que pasa la concentración de dióxido de carbono es mayor en la atmósfera terrestre y es uno de los principales problemas con los que tiene que luchar el ser humano para combatir la crisis climática.

Desde que las grandes urbes se industrializaron los niveles de CO2 en la atmósfera han aumentado un 45% por la quema de los combustibles. Esto ha hecho que la temperatura  del planeta también haya aumentado y que en el siglo XXI haya que buscar soluciones de manera urgente para frenar el cambio climático.

Siendo conscientes de la gravedad de este problema, equipos de científicos comenzaron a investigar métodos alternativos para convertir el dióxido de carbono de las emisiones en combustibles o materias primas que tengan su base de carbono como pueden ser productos farmacéuticos o plásticos. 

Tras años de investigaciones los científicos llegaron a dar con procesos que por medio del calor o la electricidad y un catalizador podían lograr la conversión de CO2 en productos. El problema es que estas transformaciones tienden a consumir mucha energía, lo que también influye en el impacto medio ambiental. Por ello este descubrimiento en el que se emplea la luz solar es de lo más atractivo ya que es energéticamente eficiente y sostenible.

«La mayoría de las otras formas de hacer esto implican el uso de productos químicos a base de metales, y esos metales son metales de tierras raras», dijo en un comunicado Shaama Sharada, profesora de Ingeniería Química y autora principal del estudio. «Estos procesos pueden ser costosos, difíciles de encontrar y potencialmente tóxicos».

Aún así, aún le falta algo de tiempo para poder trabajar a pleno rendimiento con este tipo de tecnologías.

Síguenos

Lo más leido

150 millones de toneladas de basura calientan nuestra tierra cada día

Cada día, durante los últimos años y durante los próximos, arrojaremos más de 150 millones de toneladas de basura a nuestros campos, a nuestros...

Tres pasos para acabar con la pobreza extrema

Más de 820 millones de personas viven con hambre crónica, pero el mundo produce los alimentos suficientes para dar de comer a la población...

La Inteligencia Artificial empodera a la mujer

Cada año queda marcado por la historia que ha dominado las portadas de los periódicos. Si 2020 ha sido el año de la pandemia,...

Cuidar el clima

España recibía en 2019 a las principales delegaciones del mundo. Las Naciones Unidas se reunieron para evaluar el progreso internacional en la lucha contra...

Cuidar la diversidad, cuidar nuestro planeta

El hombre comparte el planeta con el resto de seres vivos, y en la medida en que somos capaces de cambiar la mentalidad en...

Artículos relacionados