15.9 C
Madrid
sábado 25 de mayo, 2024

El diario de los lectores comprometidos

Autor

Compartir

Iberostar lucha por la conservación de la vida marina

Practicar el turismo de una forma sostenible es todavía una asignatura pendiente que hemos de aprobar. Los transporte que se utilizan para llegar al destino de vacaciones no son siempre los más ecológicos y los lugares en los que nos hospedamos muchas veces son altamente perjudiciales para el medioambiente. 

Teniendo en cuenta estas premisas la cadena hotelera Iberostar se adhirió al Pacto Mundial por la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Desde la cadena se han puesto como objetivo que para 2030 el doble de hoteles Iberostar tenga en portfolio haber adoptado la certificación de turismo responsable.

Entre otras iniciativas la cadena hotelera ha ido incrementando el uso de luces y televisores LED, lo que ha supuesto una reducción del consumo energético del 85% y una caída del 80% en las emisiones de CO2. También han instalado ascensores que almacenan energía cinética en su hotel en la Riviera Nayarit.

Con el objetivo de preservar el bien más preciado que tenemos, la tierra, ha puesto en marcha la campaña Wave of Change. Más del 80% de los hoteles de esta compañía están situados en primera linea de playa por eso mismo ha decidido poner el foco de sus acciones medioambientales en la conservación de mares y océanos. 

Líneas de actuación

Wave of Change basa su campaña en tres líneas de actuación para la mejora de la calidad de los océanos y la conservación de las especies que habitan en este. Por un lado la cadena ha decidido eliminar los plásticos de un solo uso. Así, Iberostar se ha convertido en “primera cadena hotelera en eliminar y sustituir los productos plásticos de un solo uso por otros materiales más respetuosos con el medioambiente en todas las habitaciones de sus hoteles”. 

También han incluido en sus cartas de los restaurantes pescado y otros productos del mar que sean sostenibles. Tan y como aseguran en su página web: “Los equipos de compras y los asesores gastronómicos de la compañía trabajan alineados con los proveedores para conseguir una mayor trazabilidad de los productos pesqueros, con el fin de ajustar la oferta a un consumo responsable en cada uno de los destinos en los que la empresa está presente. Con esta base se rediseñan las cartas para eliminar aquellas especies más sensibles que no acrediten haber sido capturadas de manera responsable, y poner en valor los pescados de la zona, contribuyendo así a impulsar las economías locales”. 

Gracias a esta iniciativa Iberostar ha sido la primera cadena del sur de Europa en obtener el certificado de cadena de custodia del pescado sostenible. 

Por último, se han comprometido también con la salud costera. Desde la empresa aseguran que son conscientes del privilegio que es poder ubicar sus hoteles en primera línea de playa, por ese motivo están trabajando en colaboración con universidades y centros de investigación para velar por la protección y preservación de los arrecifes de coral, los manglares y las praderas de Posidonia.

Síguenos

Lo más leido

150 millones de toneladas de basura calientan nuestra tierra cada día

Cada día, durante los últimos años y durante los próximos, arrojaremos más de 150 millones de toneladas de basura a nuestros campos, a nuestros...

Tres pasos para acabar con la pobreza extrema

Más de 820 millones de personas viven con hambre crónica, pero el mundo produce los alimentos suficientes para dar de comer a la población...

La Inteligencia Artificial empodera a la mujer

Cada año queda marcado por la historia que ha dominado las portadas de los periódicos. Si 2020 ha sido el año de la pandemia,...

Cuidar el clima

España recibía en 2019 a las principales delegaciones del mundo. Las Naciones Unidas se reunieron para evaluar el progreso internacional en la lucha contra...

Cuidar la diversidad, cuidar nuestro planeta

El hombre comparte el planeta con el resto de seres vivos, y en la medida en que somos capaces de cambiar la mentalidad en...

Artículos relacionados