20.1 C
Madrid
lunes 27 de mayo, 2024

El diario de los lectores comprometidos

Autor

Redacción
Redacción
Un equipo de comunicación privado, no subvencionado, independiente, apolítico e intraconfesional.

Compartir

La brecha digital, una amenaza en toda regla

Antes de la aparición de la COVID-19, cuando se oía hablar sobre la famosa “brecha digital”, tendiamos a hacer a pensar en  la desigualdad en el acceso a Internet y las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) entre los países más desarrollados y los que aún no lo están. Y es cierto que, casi la mitad de los habitantes del planeta, alrededor de 3.600 millones de personas, no tienen acceso a la red, según un estudio realizado a finales de 2019 por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El 94,6% de los norteamericanos viven conectados frente al 39,3% que lo hacen en África, por ejemplo.Es cierto que es una diferencia abismal entre países, ¿pero y dentro de una misma nación? ¿Existe también este problema?

Pues sí. La COVID-19 ha dejado ver que esta brecha existe también dentro del mismo territorio y ha sido algo realmente dramático para muchas familias.

La brecha digital se ha transformado en una brecha educativa en muchos hogares. El INE calcula que en el 97% de los hogares con niños hay acceso a internet. Aún así, en el tramo en el que se sitúan las familias con ingresos más bajos, se calcula que el 9,2% no tienen red en casa. Parece no ser un porcentaje muy elevado, pero cuando hablamos en números son casi 100.000 hogares sin conexión.  

En estos hogares que carecen de conexión a Internet, tampoco constan de todos los medios necesarios para poder seguir las clases de la manera más adecuada. Según un estudio del Comisionado de Infancia, uno de cada cinco niños del primer cuartil de renta vive en un hogar sin ordenador, lo que supone un 20% de estos. En el cuartil más bajo de ingresos, menos de la mitad de los hogares con niños y niñas tiene acceso a una tableta.

A pesar de no tener este tipo de dispositivos, sí que tienen acceso a Smartphones y la mayoría han podido acceder así a sus clases.

Javier Arbiol, Microsoft Business Manager en Hiberus y experto en Microsoft Teams, ha estado al frente del despliegue de este licenciamiento en entornos educativos a nivel gubernamental en Aragón. Este experto aseguró para el diario 20 minutos que “los gobiernos y entidades educativas deben echar el resto, creando subvenciones específicas que ayuden a que los más desfavorecidos puedan contar con unos mínimos que les permitan educarse tanto presencial como telemáticamente si la situación lo requiere, como ocurre ahora mismo”.

En muchos lugares ya se han puesto en marcha iniciativas para paliar los efectos de la brecha digital. Proyectos como Alianza para un Internet Asequible (A4AI) ya están en marcha. Está liderado por una coalición internacional de gobiernos, empresas y sociedad civil, persigue abaratar el coste de la banda ancha en zonas concretas de África, Asia y Latinoamérica.

Síguenos

Lo más leido

150 millones de toneladas de basura calientan nuestra tierra cada día

Cada día, durante los últimos años y durante los próximos, arrojaremos más de 150 millones de toneladas de basura a nuestros campos, a nuestros...

Tres pasos para acabar con la pobreza extrema

Más de 820 millones de personas viven con hambre crónica, pero el mundo produce los alimentos suficientes para dar de comer a la población...

La Inteligencia Artificial empodera a la mujer

Cada año queda marcado por la historia que ha dominado las portadas de los periódicos. Si 2020 ha sido el año de la pandemia,...

Cuidar el clima

España recibía en 2019 a las principales delegaciones del mundo. Las Naciones Unidas se reunieron para evaluar el progreso internacional en la lucha contra...

Cuidar la diversidad, cuidar nuestro planeta

El hombre comparte el planeta con el resto de seres vivos, y en la medida en que somos capaces de cambiar la mentalidad en...

Artículos relacionados