25.2 C
Madrid
lunes 27 de mayo, 2024

El diario de los lectores comprometidos

Autor

Redacción
Redacción
Un equipo de comunicación privado, no subvencionado, independiente, apolítico e intraconfesional.

Compartir

¿Logrará España que 5 millones de coches eléctricos circulen por sus carreteras en 2030?

El coche eléctrico experimenta un crecimiento sin precedentes: si bien en 2022 las ventas mundiales de este vehículo sostenible ya rompieron récords, la Agencia Internacional de la Energía (IEA) advierte de un auge de las ventas en un 35% de cara a este 2023. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), informó de un total de 37.347 vehículos electrificados vendidos durante el primer cuatrimestre de 2023 en España, pero el ritmo de ventas es lento y todavía queda mucho por hacer teniendo en cuenta que el gran objetivo del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) es lograr que más de 5 millones de coches eléctricos circulen por las carreteras españolas en el año 2030.  

Según fuentes expertas del centro especializado en formación industrial MINT, “hasta ahora nadie les había parado los pies a los vehículos movidos gracias al petróleo, pero la electricidad ha llegado al sector de los transportes, erigiéndose como un componente clave de una economía que cada vez empieza a tener más en cuenta la movilidad sostenible”. Prueba de ello es la priorización que muchos conductores están haciendo de la sostenibilidad a la hora de adquirir un nuevo coche. Los datos recopilados por ANFAC demostraron en junio un cambio de tendencia: se vendieron más coches eléctricos que híbridos enchufables.  

Si bien no es una solución única y definitiva, apostar por un vehículo eléctrico es una de las opciones clave cuando se pretende minimizar al máximo los efectos de una crisis energética que atenta contra el bienestar y persistencia del ser humano en el planeta. Desde el centro de formación industrial MINT exponen algunas de las razones por las que el coche eléctrico es un componente clave por el que apostar cuando se trata de reducir la huella de carbono y optar por una movilidad sostenible:  

  • Reducción de las emisiones: al no emitir gases de escape, estos coches contribuyen a la reducción de la contaminación del aire. Además, como pueden emplear una fuente de energía eléctrica limpia como la solar, la eólica o la hidroeléctrica, sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) son menos en comparación con los vehículos de combustión interna.  
  • Eficiencia energética: al poseer un motor eléctrico, puede obtener más km por unidad de energía consumida que un motor de combustión interna, lo que podría ayudar a reducir la demanda de combustibles fósiles.  
  • Diversificación energética: como no dependen tanto de los combustibles fósiles, las fuentes de energía utilizadas se diversifican, lo que supone un alivio en la presión que tienen ahora mismo los recursos naturales. Además, supondría una menor dependencia energética de los países productores de petróleo.  

Síguenos

Lo más leido

150 millones de toneladas de basura calientan nuestra tierra cada día

Cada día, durante los últimos años y durante los próximos, arrojaremos más de 150 millones de toneladas de basura a nuestros campos, a nuestros...

Tres pasos para acabar con la pobreza extrema

Más de 820 millones de personas viven con hambre crónica, pero el mundo produce los alimentos suficientes para dar de comer a la población...

La Inteligencia Artificial empodera a la mujer

Cada año queda marcado por la historia que ha dominado las portadas de los periódicos. Si 2020 ha sido el año de la pandemia,...

Cuidar el clima

España recibía en 2019 a las principales delegaciones del mundo. Las Naciones Unidas se reunieron para evaluar el progreso internacional en la lucha contra...

Cuidar la diversidad, cuidar nuestro planeta

El hombre comparte el planeta con el resto de seres vivos, y en la medida en que somos capaces de cambiar la mentalidad en...

Artículos relacionados