18.3 C
Madrid
sábado 25 de mayo, 2024

El diario de los lectores comprometidos

Autor

Compartir

Patagonia, la marca pionera en moda sostenible

La industria textil es una de las más contaminantes del planeta. Vivimos en la economía del usar y tirar. Las grandes marcas lanzan colecciones cada mes para alimentar el consumismo en el que está sumergido la sociedad. Aunque muchas empresas de moda han comenzado ahora a elaborar planes de acción para ser menos contaminantes, hay algunas que llevan luchando por el cambio desde hace casi cincuenta años. 

Patagonia es la marca de ropa deportiva que comenzó  “el movimiento para el cambio”, en el sector textil. A día de hoy su ropa utiliza materias primas 100% reciclables y las prendas también lo son. La empresa recoge sus prendas y las transforma en otras. También realizan reparaciones de ropa usada en sus tiendas. En 2015 realizaron un total de 50.000 arreglos y desde 2005 ya han reciclado 27 toneladas de ropa.  Su compromiso con el medioambiente es tal que donan el 1% de sus beneficios a pequeñas asociaciones que luchan por preservar las condiciones del suelo, el agua y el aire. Solo en 2016 concedieron 450.000 dólares en fondos y donaciones de productos a 85 ONG en toda Europa.

 La idea comenzó cuando su fundador Yvon Choinard comenzó a vender material de escalada forjado a mano en 1957 y diez años más tarde ya era el proveedor más grande equipos de escalada de Estados Unidos. Pero fue en 1972 cuando revoluciono el mundo de la moda deportiva al comenzar a vender camisetas llamativas para hacer alpinismo, impermeables de poliuretano o gorros tejidos a mano. Desde entonces la marca comenzó a buscar materiales sostenibles y prácticos para hacer deporte. 

A finales de los ochenta hicieron su primera campaña ambiental a nivel nacional, desde entonces todos los años han emprendido una campaña de educación sobre un problema ambiental. Con el comienzo de estas campañas también llegaron los catálogos de papel reciclado y comenzaron a desarrollar poliéster reciclado- producto que a día de hoy han integrado en su catálogo de materias primas grupo como Inditex

En la década de los noventa Patagonia se reformó completamente. En 1996 ya habían logrado reducir el 60% del uso de energía gracias a claraboyas de seguimiento solar y calefacción radiante. Mejoraron todo su sistema de iluminación de las tiendas e infraestructuras y utilizaron materiales reciclados para todo, desde alfombras hasta varillas. También, eliminaron todas las tinturas que contenían metales tóxicos y sulfuro. Fue aquí cuando la responsabilidad medioambiental se integró del todo en el ADN de la marca.

Además de desarrollar el poliéster reciclado, también fueron los precursores del uso del algodón orgánico en prendas modernas. Tras realizar un estudio acerca de los materiales que utilizaban, Patagonia se encontró que “el principal villano” de la marca era el algodón, material con el que se elaboraba la mayoría de la ropa.  Solo tenían unos meses para cambiar todo el tipo de algodón de su marca y para ello se pusieron en contacto directo con los pocos cultivadores que aún utilizaban métodos orgánicos. En 18 meses consiguieron reformar todas sus prendas de algodón.

A día de hoy continúan investigando en tejidos más ecológicos. En palabras de su fundador desde Patagonia pretenden “crear el mejor producto, no causar daños innecesarios al planeta e implementar soluciones a la crisis ambiental”

Campaña 2011

En 2011 lanzaron una campaña de lo más controvertida. Comenzaban las rebajas del Black Friday y Patagonia publicó un anuncio en el New York Times a toda página en el que se podía leer “No compre esta chaqueta”. Algo que todos entendieron como una campaña de concienciación social, pero no. En su página web se explica la maniobra sin tapujos: «Colocamos el anuncio en el periódico nacional más importante. Debimos ser el único negocio en el país que pidiera a las personas que comprarán menos en Black Friday. Especialmente, siendo un comercio que se dedica a fabricar y vender productos. Nuestras nóminas dependen de ello. Además, una empresa en crecimiento, que continúa abriendo nuevas tiendas y enviando cada vez más catálogos por correo. Pero si queremos perdurar en el tiempo es parte de nuestra misión inspirar e implementar soluciones a la crisis ambiental. Y lo hipócrita sería trabajar contra el cambio climático sin alentar a los clientes a pensar antes de comprar. La prueba de nuestra sinceridad (o hipocresía) será que todo lo que vendamos sea útil, multifunción, duradero y bonito sin ser esclavo de la moda».

Síguenos

Lo más leido

150 millones de toneladas de basura calientan nuestra tierra cada día

Cada día, durante los últimos años y durante los próximos, arrojaremos más de 150 millones de toneladas de basura a nuestros campos, a nuestros...

Tres pasos para acabar con la pobreza extrema

Más de 820 millones de personas viven con hambre crónica, pero el mundo produce los alimentos suficientes para dar de comer a la población...

La Inteligencia Artificial empodera a la mujer

Cada año queda marcado por la historia que ha dominado las portadas de los periódicos. Si 2020 ha sido el año de la pandemia,...

Cuidar el clima

España recibía en 2019 a las principales delegaciones del mundo. Las Naciones Unidas se reunieron para evaluar el progreso internacional en la lucha contra...

Cuidar la diversidad, cuidar nuestro planeta

El hombre comparte el planeta con el resto de seres vivos, y en la medida en que somos capaces de cambiar la mentalidad en...

Artículos relacionados